Decadencia

Sí, decadencia es lo que la imagen a continuación provoca…

 

¿¡puente!?

¿¡puente!?

 

 

¿Qué es eso?

Creo que era un puente T_T

Ni yo me la creo, cuando me llegué y vi eso… no supe si reír o llorar o simplemente darme la vuelta… preferí tomar una foto para compartir la decadencia de mi facultad 🙂 … o sólo de un taller (de nuevo, no diré nombres je je je)

Le llamaron falta de planeación, pero para mí que fue una falta de entendimiento… pero ya sea Nacha o Juana, los que lo hicieron se divirtieron ^_^ —y yo también al verlos hacerlo ¡ja!—

Al final, aquel mal llamado puente, terminó como corona para la reina del otoño, así:

 

Su querida reina del otoño… ¿Si estamos en otoño verdad?

Su querida reina del otoño… ¿Sí estamos en otoño verdad?

Anuncios

Encuesta rápida

Por si alguien de la fac o relacionado a la profesión ve esto…

Divagaciones varias e inconexas

Una gran noticia: Ya no hay torre bicentenario en las lomas. Una mala: Aun será la misma torre bicentenario; en otro lado porque los vecinos hicieron berrinches.
No entiendo cómo la gente no entiende las cosas a la primera: Pongamos como ejemplo al buen Edgar.
Van cuatro veces que le explico cómo publicar un juego de planos y… el muy —cómo decirlo —bestia, no lo ha logrado; lo mismo sucede con Anel. «¿verdad chamaco?»
No estoy exento de bestialidades… No soy bueno con las palabras; bueno, sólo con unas palabras. Hablemos de arquitectura, de filosofía, incluso de autos —soy un ignorante en el tema, pero aun así, como que puedo decir dos que tres cosas —, pero no me digan de expresar cosas-de-esas-que-te-hacen-vulnerable. Mí no saber cómo hacerlo…
A eso me refiero con hacer las cosas a lo bestia… No se, si no lo hago, no pasa nada —y eso no es bueno —; si lo hago, puedo meter las cuatro y sería peor. En caso de hacerlo: cómo comenzar, cómo decirlo… Muchas canciones me llegan y eso no es bueno. Lo que es bueno es que he puesto a prueba mi paciencia y, me parece que es mucha. O tal vez no, puede que me desconecté en situaciones de mucha tensión sicológica.
Lo último que me preocupa es mi proyecto, eso sale fácilmente ya que es un proceso de diseño —que es lógico y sistemático a pesar de que digan muchos que no —. Esas 37 hectáreas parecen pocas y no presentan problema (por lo menos hasta ahora).
Sí que divago y de manera incoherente… Puede que sea el sueño o simplemente la hueva, o tal vez la disparidad de música que tengo en el iTunes… Hablando de Apple, ya quiero mi iPod Classic, no puedo esperar más a que salga; se que es una semana, pero aun así se siente como que un mucho (—_—)
Se que por el momento no lograré articular párrafos de más de diez frases y una sola idea pero, tenía la necesidad de escribir en el blog, que lo tenía algo abandonado. Lo que me incitó a escribir fue que leí un post de una amiga que recién abrió un blog y… realmente fue por no dejar; tenía el chance de escribir y no quise dejarlo pasar.
Podría seguir hablando de muchas cosas; de la insoportable necesidad de expresión, de la vida que es tan voluble y, a veces, desgraciada —aunque muchas otras muy dadivosa —. Pero la música ha cambiado y escucho un soundtrack; el de Music & Lyrics y como que las canciones —ya se que no son buenas —son demasiado cursis.
Espero la siguiente canción y es… Calle Melancolía de Joaquín Sabina. Hay dos opciones: cerrar el iTunes o terminar este post. Optaré por terminar el post porque no me gusta estar sin música… je je je…
Luego subiré imágenes del proyecto o así, algo… Si no es aquí, es de DeviantART

Sobre la Torre Bicentenario

   

 

Mientras vagaba en la red estaba pensando… ¿De qué podré escribir en el blog?… Tal vez de Harry Potter y la Orden del Fénix y lo chafa que fue, de cómo me da hastío tomar uno de los libros de Rowling y leer; y cómo aun así me da mucha curiosidad leer cómo mata Voldemort a Harry y luego el mago cuatro ojos revive y mata al villano… No se, pero el pensar en desarrollar eso como que me da mucha flojera… Después pensé en hablar de Transformers; y pasó algo parecido. Sí, la calidad visual es impresionante pero no me agradaría tener que hablar de la historia porque, no es nada nuevo y mucho menos impresionante; es demasiado sosa y común. Y después salió en una plática con un amigo de la Facultad la terrible torre bicentenario… En serio es terrible ese proyecto del OMA

  Controversia, como siempre sucede con la arquitectura contemporánea y postmodernista; mucha gente a favor, mucha en contra. 

 

Arup la calculó y…

  eso no es lo importante. 

 

Comencemos con el programa arquitectónico:

 

 

 

Espacio

  

 

 

Área

  

 

 

Oficinas

  

 

 

197.000 m2

  

 

 

Estacionamiento

  

 

 

196.000 m2

  

 

 

Salón de eventos y centro de convenciones

  

 

 

8.000 m2

  

 

 

Lobbies, tiendas y restaurantes

  

 

 

5.000 m2

  

 

 

Pues no hay mucho que decir, esto lo encontré en un foro y no es seguro que sea así, pero iniciemos con la premisa de que es cierta la información; para un proyecto de esa magnitud es lógico que se propongan tales áreas; pero ahora, vayamos a algo que mencionan en Chilango Web: 200 m2 para un museo en la torre…

   ¡Es insulsa el área mencionada! ¿Por qué se plantea una superficie tan minúscula para este uso? Acaso no será un hito para nuestra ciudad y lo ideal es que, además de oficinas, tenga la mayor cantidad de espacios abiertos al público para impulsar el uso del inmueble y la difusión cultural y crear un consciente colectivo que diga: 

“Esto es un logro, este edificio conmemora los 200 años de independencia de México y se ve que el país seguirá avanzando y mejorando en todos los aspectos”

  .  

 

Esto queriendo decir que la realización del edificio sólo es una muestra de lo que el país puede lograr, de un crecimiento plausible y notorio. Y definitivamente, la propuesta de Rem Koolhaas no es algo que lo demuestre cabalmente. No quiero decir con esto que debieron ser arquitectos mexicanos los que realizaran el proyecto. Acerca de ellos, puedo decir que a la mayoría les falta la iniciativa para proponer proyectos innovadores, perder el miedo a los límites y tratar de sobrepasarlos. Son pocos los que tienen propuestas innovadoras y estos pocos tampoco pueden desarrollarse fácilmente por los límites ideológicos y prejuicios formales de muchos desarrolladores y clientes potenciales: ¿cuántas veces no has escuchado o leído acerca del “nuevo” estilo mexicano? Legorreta, Norten…

  Personalmente pienso que no tiene nada de nuevo; en su mayoría son imitaciones de la arquitectura de Barragán, la cual no tienen nada de nuevo. No por esto digo en ningún momento que Barragán sea malo, de hecho, es el arquitecto (aunque realmente se tituló de Ingeniero Civil) que mejor representó e interpretó a México en su arquitectura. Formas, colores, emociones; todo eso es Barragán. 

 

Los nuevos arquitectos, los arquitectos de renombre; todos ellos (o la gran mayoría) se dedican a interpretar o copiar a Barragán…

Eso fue bueno durante varios años; pero ya no más, ya es justo desarrollar y llevar más allá la identidad de México y su arquitectura de lo que son las formas masivas, ortogonales, juegos de planos. Y no es del todo culpa del arquitecto que proyecta esas cosas, finalmente, los clientes piden eso, van a la segura y es más sencillo. Creo que hay que llevar nuestra arquitectura más allá utilizando nuevos materiales, nuevas formas, nuevas paletas de colores de acuerdo a lo que es México ahora. No es bueno llegar a lo que podrá ser la torre bicentenario. Citando a un amigo en una plática sobre esta torre: 

 

“…falta que la ciudad de México se convierta en el inodoro de las ideas de los arquitectos ahora decrépitos que alguna vez fueron brillantes…”

 

Finalmente es una tristeza que para un edificio que seguramente será el más importante de nuestra ciudad tengamos eso, un edificio sin expresión nacional, ajeno en muchos sentidos a lo que es este país.

 

Vayamos al verdadero problema:

EL CONCEPTO ARQUITECTÓNICO

 

Dejando de lado quién lo hizo, cuanto costará, la proporción de los espacios, el plan de uso de suelo, etcétera. Todos estos aspectos son importantes para el desarrollo de un proyecto pero, si no se tiene una base sólida —que es la conceptualización del proyecto —

es imposible que el resto del proceso y aspectos técnicos funcionen correctamente en conjunto. 

 

Antes de continuar; ¿qué es el concepto arquitectónico?

Académicamente es… Un momento, en la escuela no te dicen qué es el concepto. Bueno, de hecho sí, pero cada arquitecto te dice algo diferente; unos dicen que la forma, otros que la idea generadora, la idea rectora… Muchas son las discusiones y pocas las concordancias. Personalmente diría que el concepto arquitectónico es la esencia del proyecto y la idea que estructura el desarrollo de este en todas las etapas consecuentes. Regularmente se confunde la forma de un proyecto con el concepto y no, la forma es el resultado de un proceso —usualmente llamado analogía formal —

y esta responde a todas las necesidades; desde estructurales hasta estéticas. Ahora vayamos al concepto de la Torre Bicentenario: 

 

“El concepto de las dos pirámides que se juntan en la base es sin duda interesante, que le agrega no sólo una gran belleza al proyecto, sino por supuesto una connotación de modernidad y de visión de futuro.”

   

 

No veo la belleza que contenga esta particular unión de formas y la connotación de modernidad y visión de futuro; cómo decirlo… Modernidad únicamente en la relativa osadía estructural al manejar ese cantiliver en la unión de las pirámides (…) y con el túnel de iluminación en esa zona me parece que se resuelve el asunto del peso pues, es una liberación de esfuerzos innecesarios (que habría si no estuviera el túnel). ¿Visión del futuro? Me parece más un reciclaje de arquitectura postmodernista hecha en los 90’ y a inicios de este siglo…

 

Otro gran error en la conceptualización es el uso arbitrario de las formas. ¿Dos pirámides? Acaso el hecho de que tengan esa forma resuelve alguna necesidad espacial… No lo parece; pienso que el problema radica en el origen de la interpretación, tal vez sea falta de información de Koolhaas porque, esa solución me parece muy vacía. Esa no es una reinterpretación de ningún tipo; utiliza una forma que asume está en el imaginario colectivo mexicano y, aunque es cierto, lo hace de manera burda y lo único que logra es un volumen agresivo y visualmente inestable. Insisto, no digo que un mexicano haya tenido necesariamente una mejor solución, lo que digo es que un arquitecto debe producir un proyecto adecuado a las necesidades de éste. Finalmente, algo para conmemorar los 200 años de independencia debe ser algo que exprese en su totalidad el ser mexicano. Amo el movimiento posmoderno; pero para semejante proyecto… Creo debe ser menos genérico. Si hubiera visto algún render de la torre sin saber que era del Bicentenario…

  No lo habría pensado ni por un momento. ¡No tiene el carácter! 

 

No todo es malo, de hecho, lo único que critico es el proceso y el resultado formal; no puedo criticar el proyecto más profundamente sin conocerlo. Lo que he leído me ha dejado gratamente sorprendido; las soluciones propuestas en cuanto a equipamiento e infraestructura son adecuadas, las consideraciones a los problemas viales son buenas pero no se puede predecir a ciencia cierta si será suficiente o no. Sólo el tiempo dirá si la solución fue adecuada, insuficiente o superior a lo esperado.

No queda más que esperar y observar y, en su momento, vivir el lugar.

   

Lo amo, lo amo, lo amo!!!!!

 Amo el cinema 4D, es muy chingon para hacer cosas como estas:

Cubierta concava

Vaya que es muy práctico… pero aun tengo que pasarlo al ArchiCAD… maldito DFX… pesa 13 veces más que el modelo de C4D… Eso no es nada bueno… Necesito un plugin (T_T) ¡Y lo conseguiré! (^_^)

Como sea, aquí seguimos; ya en la recta final para este proyecto… un mes más y habrá descanso *_*!