Divagaciones varias e inconexas

Una gran noticia: Ya no hay torre bicentenario en las lomas. Una mala: Aun será la misma torre bicentenario; en otro lado porque los vecinos hicieron berrinches.
No entiendo cómo la gente no entiende las cosas a la primera: Pongamos como ejemplo al buen Edgar.
Van cuatro veces que le explico cómo publicar un juego de planos y… el muy —cómo decirlo —bestia, no lo ha logrado; lo mismo sucede con Anel. «¿verdad chamaco?»
No estoy exento de bestialidades… No soy bueno con las palabras; bueno, sólo con unas palabras. Hablemos de arquitectura, de filosofía, incluso de autos —soy un ignorante en el tema, pero aun así, como que puedo decir dos que tres cosas —, pero no me digan de expresar cosas-de-esas-que-te-hacen-vulnerable. Mí no saber cómo hacerlo…
A eso me refiero con hacer las cosas a lo bestia… No se, si no lo hago, no pasa nada —y eso no es bueno —; si lo hago, puedo meter las cuatro y sería peor. En caso de hacerlo: cómo comenzar, cómo decirlo… Muchas canciones me llegan y eso no es bueno. Lo que es bueno es que he puesto a prueba mi paciencia y, me parece que es mucha. O tal vez no, puede que me desconecté en situaciones de mucha tensión sicológica.
Lo último que me preocupa es mi proyecto, eso sale fácilmente ya que es un proceso de diseño —que es lógico y sistemático a pesar de que digan muchos que no —. Esas 37 hectáreas parecen pocas y no presentan problema (por lo menos hasta ahora).
Sí que divago y de manera incoherente… Puede que sea el sueño o simplemente la hueva, o tal vez la disparidad de música que tengo en el iTunes… Hablando de Apple, ya quiero mi iPod Classic, no puedo esperar más a que salga; se que es una semana, pero aun así se siente como que un mucho (—_—)
Se que por el momento no lograré articular párrafos de más de diez frases y una sola idea pero, tenía la necesidad de escribir en el blog, que lo tenía algo abandonado. Lo que me incitó a escribir fue que leí un post de una amiga que recién abrió un blog y… realmente fue por no dejar; tenía el chance de escribir y no quise dejarlo pasar.
Podría seguir hablando de muchas cosas; de la insoportable necesidad de expresión, de la vida que es tan voluble y, a veces, desgraciada —aunque muchas otras muy dadivosa —. Pero la música ha cambiado y escucho un soundtrack; el de Music & Lyrics y como que las canciones —ya se que no son buenas —son demasiado cursis.
Espero la siguiente canción y es… Calle Melancolía de Joaquín Sabina. Hay dos opciones: cerrar el iTunes o terminar este post. Optaré por terminar el post porque no me gusta estar sin música… je je je…
Luego subiré imágenes del proyecto o así, algo… Si no es aquí, es de DeviantART
Anuncios

Un comentario en “Divagaciones varias e inconexas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s